La rodilla: La articulación que sufre mayor desgaste.

La rodilla es la parte del cuerpo que mayor desgaste sufre a lo largo de la vida, ya que soporta todo nuestro peso y contribuye a cualquier movimiento que implique un desplazamiento.

 

Es común que el cartílago que recubre el hueso de la rodilla comience a degenerarse a partir de los 35 o 40 años. Este desgaste se incrementa con la edad y según los últimos datos de La Encuesta de Salud de España, un 20% de las personas sufren algún tipo de dolor articular, siendo la artrosis una de las dolencias más frecuentes en las personas mayores. (Dr. Lapuente, Investigador de PhisiUp Cres y Especialista en Medicina Regenerativa. PhisiUp Cres). 

 

En el caso de los deportistas, la necesidad de cuidar sus rodillas se multiplica por la reiteración de apoyos y cargas físicas. Este desgaste articular puede ocasionar dolores, inflamación local, inestabilidad y dificultad en la realización de movimientos.

 

La toma de analgésicos y antiinflamatorios puede tratar los síntomas pero no el verdadero origen del problema. Y es que el cartílago articular que recubre la rodilla no posee la capacidad de regenerarse. Para ayudar a frenar el daño articular que con el paso de los años se traduce en lesiones, la toma diaria de un complemento con condroitín sulfato y sulfato de glucosamina, podría mejorar a largo plazo el estado clínico y funcional de la rodilla.

 

Y es que la importancia del cuidado de las articulaciones en cualquier persona está más que demostrada, y no hay que esperar a que aparezcan los primeros síntomas. Cuida de tus articulaciones siguiendo estos consejos:

  • Una dieta equilibrada.
  • Controlar el peso.
  • Actividad física que potencie la musculatura y flexibilidad de las articulaciones.
  • La toma de un complemento alimenticio que contribuya a frenar el deterioro precoz del cartílago articular.

Dejar una opinión